sábado, 26 de marzo de 2016

¿Un punto y a parte?

Probablemente esta sea una entrada innecesaria, perdida en un mar de información en la web (perdida quizás como yo) una entrada escrita a las 3:26 de la mañana, o al menos empezada a esta hora, en la que quiero marcar un punto y a parte en mi vida y en mis decisiones empezando este proyecto, el cual quizás no ayude a nadie o quizás ayude a una persona pero en el que busco encontrarme. Porque me he dado cuenta de que he estado alejada de lo que realmente soy, y necesito.
Todos creo firmemente que puedo afirmar, tenemos una vocación, la cual en muchas ocasiones intentamos ocultar por muchas cosas, por muchas razones. Estos últimos años he intentado convencerme de que lo mío, mi vocación, era la medicina, un absurdo para la persona que yo soy. Todo esto para confortar a mi familia, a mi entorno, me intentaba autoconvencer a mí misma. Me he dado cuenta de que no puedo fingir eso cuando mi pasión son las letras, escribir, la historia, incluso la filologia, como esos profesores maravillosos que he tenido (a diferencia de los de ciencias, que en parte creo que ha determinado que no me gusten) me ha marcado. El deseo de ser periodista, escritora o historiadora nunca aceptado por mi familia. Este blog no va a ir sobre mi vida, ni mucho menos. Este blog es mi proyecto de vida, que aunque no despegue nunca, me va a servir para enfocarme y buscar más fuerzas para seguir mi camino. Nunca os dejéis coaccionar. Nunca dejéis de perseguir vuestros sueños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario